La sola propiedad de la tierra no saca a nadie de la pobreza, si no está acompañada de condiciones adecuadas de producción. Esta frase compendia el tema de mi anterior columna, en la que reseñé algunas de esas condiciones que, sumadas a las ventajas comparativas, determinan la competitividad frente a los mercados. más›
He pospuesto el tema prometido del papel del Estado frente a la tierra, pues habiendo establecido que, efectivamente, hay más tierra en ganadería que en agricultura, aunque no tanta como se afirma y no por capricho, sino por falta de condiciones para una agricultura expandida, resulta importante señalar cuáles son esas condiciones y recordar que, detrás de su ausencia, que también afecta a la ganadería, está la “competitividad” y, detrás de ella, … el mercado. más›
¿Es la relativa concentración de la tierra la causa de la pobreza rural? más›
El coeficiente GINI es una herramienta estadística que busca medir la desigualdad en la distribución de algo entre una población, ya sea el ingreso o la riqueza, y en el caso de la tierra rural, ha sido usado para sostener que en Colombia está concentrada en pocas manos. más›
¿Existe realmente un conflicto de uso de la tierra?; ¿De verdad, la ganadería “le quita” tierra a la agricultura, o se trata de la vieja narrativa de la izquierda, sobre la cual se está ambientando la anunciada reforma agraria? más›
Con la llegada del gobierno Petro soplan nuevos vientos para el campo, aunque aún no sabemos si borrascosos o si, por el contrario, impulsarán por fin las pesadas aspas del desarrollo rural. más›
Se lanzó la cuota inicial de la entrega a plazos del Informe de la Comisión de la Verdad, cuyo primer capítulo –La Declaración– leí con juicio; algún día ojearé las 500 páginas de testimonios, incluyendo víctimas que presumo seleccionadas para ‘esconder’ a las de las Farc, que seguirán mendigando verdad y justicia; y frente a las 1.000 páginas de “Hallazgos y Recomendaciones”, me quedé con estas últimas para hacer algunas observaciones. más›
El 20 de junio el país amaneció por primera vez con presidente de izquierda, después de una ruidosa contienda electoral y de una victoria que, si bien no fue contundente –687.649 votos de diferencia–, es indiscutible y debe ser acatada, pues los demócratas no podemos serlo solamente cuando el dictamen de la democracia nos favorece. más›

Páginas