Sí. Nos gusta conjugar ese verbo en Fedegán. Hoy, una vez más, le cumplimos a los ganaderos de Colombia con la celebración del 38º Congreso Nacional de Ganaderos, “Una ganadería para el cambio”; un evento de primer nivel, concebido, planeado y ejecutado dentro de las estrecheces, pero también dentro de las oportunidades de la virtualidad. más›
Esa es la “idea fuerza” del 38º Congreso Nacional de Ganaderos que FEDEGÁN realizará virtualmente entre el 25 y 27 de noviembre, transmitido a través del canal TVAgro y de las redes sociales de la Federación. más›
Hace tres años, en un debate sobre la fiesta brava, la hoy concejal Padilla, defendiendo “la igualdad moral” en los intereses entre humanos y animales, se refirió al “¡interés de la cucaracha!”. “Ella no quiere votar…, no quiere seguridad social…, solo quiere vivir como cucaracha”, decía la concejal. Quedamos atónitos, como el país, cuando no respondió a la pregunta de si, en un incendio, salvaría a un niño o a la cucaracha. más›
El asesinato de Álvaro Gómez Hurtado el 2 de noviembre de 1995, doloroso para el país y dolorosísimo para quienes tuvimos la oportunidad de estar cerca de él, personal, política y periodísticamente, se me ha convertido en una obligada cita anual con su memoria. más›
Chile dio un peligroso salto al vacío en medio de la idea de que “El cambio es el progresismo”, que es el eslogan del Grupo de Puebla. Venezuela, que también era un país “de mostrar” en Latinoamérica, hoy es el cuarto más pobre de la región gracias al Socialismo Bolivariano “progresista”. más›
Es políticamente correcto acusar de asesino al ministro de Defensa porque murieron niños en un bombardeo contra un grupo ilegal, pero a los dueños de “la moral política” no les parece incorrecto que los menores estuvieran en ese campamento, reclutados violando sus derechos fundamentales. más›
Dizque este es un país “presidencialista”, dicen quienes lo preferirían “parlamentarista” –qué susto con nuestra clase política– o, mejor aún, “socialista”. más›
¿Quién organiza y financia el vandalismo en las manifestaciones pacíficas que nunca lo son? Los elenos reivindicaron su estrategia de infiltración y está probada la de las disidencias. ¿Y qué financia al ELN, a las disidencias farianas y a todos los grupos ilegales? El narcotráfico. más›

Páginas