Está en:

InicioQue HacemosResponsabilidad social
"Ley 1712 de Transparencia y del Derecho de Acceso a la Información Pública Nacional".

Responsabilidad social

El capital social en nuestro país debe tener un gran sentido de responsabilidad social, promover la justicia social y proteger el medio ambiente, así se creará una nueva visión, la cual a su paso genera oportunidades para todos, responsabilidad de todos y comunidad entre todos. Fortalecer el capital social, a través de la responsabilidad social ganadera, se vuelve una tarea prioritaria del desarrollo.
 
Bajo este contexto, en el marco del convenio de cooperación firmado entre la Fundación Colombia Ganadera FUNDAGÁN y FEDEGÁN, la Fundación cuenta con todo el apoyo técnico y logístico para adelantar sus programas de responsabilidad social en beneficio del entorno rural y de la ganadería colombiana.
 
La proyección social del gremio ha sido fructífera y exitosa, a través de los diferentes programas de la Fundación Colombia Ganadera, tanto de los que buscan rescatar la memoria y reivindicar los derechos de los ganaderos víctimas de la violencia, como de aquellos destinados a las clases menos favorecidas, entre los que se encuentra la distribución gratuita de carne y leche que adelanta el Fondo Nacional del Ganado a través de “Alimentando la Esperanza”, el cual es apoyado por FEDEGÁN desde la Fundación.
 
Hay dos aspectos relevantes en la gestión de los últimos dos años: el primero tiene que ver con la expansión del programa Genética para todos, a través del cual se lleva genética de excelente calidad y a muy bajo precio, a pequeños ganaderos de todo el país, con el apoyo del FNG y los Centros de Servicios Tecnológicos; y el segundo, el exitoso lanzamiento de Una Vaca por la Paz el 30 de septiembre de 2010, cuando, con motivo de la celebración del Día Nacional del Ganadero, logramos convocar la generosidad de los colombianos en un esfuerzo conjunto del empresariado urbano con el gremio ganadero, para construir tejido social rural.
 
Como instrumento de promoción del programa, la Federación Colombiana de Ganaderos, FEDEGÁN, a finales de 2011 emprendió la publicación de un libro de gran formato que recoge, en una bella edición, los fundamentos del programa, el contexto de esta iniciativa de solidaridad, así como el registro de la primera cena y, principalmente, las historias de vida de medio centenar de beneficiarios en todos los rincones del país, que recibieron una vaca preñada como alivio a su condición de pobreza y mensaje de solidaridad y esperanza.
 
Para 2012, dando continuidad a su interés de seguir fomentando la ganadería como posibilidad de sustento para las familias campesinas, la Fundación realizó el 27 de septiembre de 2012, la segunda Gran Cena Gourmet Una vaca por la paz, en beneficio también de las madres cabeza de familia, y, además, de las personas del sector rural y miembros de la fuerza pública de origen campesino que han sido víctimas de minas antipersona y municiones sin explotar.
 
La cena contó con una asistencia de cerca de 500 personas, entre ellos, ganaderos, empresarios y personalidades de la vida pública nacional, quienes se dieron cita para hacer de la ganadería una respuesta solidaria para aliviar en algo las penurias de los más necesitados en el campo colombiano.
 
FUNDAGÁN, el 29 de septiembre de 2011, emprendió un nuevo camino. El camino del acompañamiento y del reconocimiento para la reparación a nuestras víctimas ganaderas de la violencia. Compromiso de reconciliación para trabajar por el derecho a la verdad y la justicia, en el marco de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras (Ley 1448 de 2011). La Fundación, durante estos cinco años se ha preocupado por los derechos humanos y, con la publicación del libro Acabar con el olvido, se dio a conocer al país y a la comunidad internacional, los casos de cerca de 4.000 víctimas ganaderas de la violencia.
 
Hoy con el observatorio permanente de DDHH y DIH la Fundación realiza una investigación social, una labor de apoyo y acompañamiento permanente orientado a facilitar el acceso de los ganaderos víctimas, de los diferentes delitos que se presentan en el sector rural, a las instancias de reparación integral consagradas en la norma.
 
En el marco de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, la Fundación con su programa de acompañamiento a las víctimas ganaderas ha desarrollado dos jornadas de asesoría y acompañamiento en los municipios de Chigorodó, en el departamento de Antioquia y en San Juan del Cesar, en el departamento de la Guajira. Los ganaderos encuentran un respaldo gremial y obtienen de manera gratuita asesoría, seguimiento y acompañamiento para acceder exitosamente a los derechos que les concede la ley.