Está en:

InicioQue HacemosAdministración parafiscalidad
"Ley 1712 de Transparencia y del Derecho de Acceso a la Información Pública Nacional".

Administración parafiscalidad

La administración de la parafiscalidad por parte de FEDEGÁN siempre será tema obligado por una razón muy sencilla: se trata de los recursos de los ganaderos colombianos, aportados a través de la Cuota de Fomento Ganadero y Lechero (CFGL) que alimenta a los Fondos Nacional del Ganado (FNG) y de Estabilización de Precios para el Fomento de las Exportaciones de Carne, Leche y sus Derivados (FEP).

Sin embargo, una cosa es la obligación legal de contribuir a la parafiscalidad y otra diferente es la concreción de ese aporte ganadero, para lo cual se requiere que sea efectivamente recaudado, lo cual representa grandes dificultades, no solo por las características mismas de la contribución, sino por la enraizada cultura de evasión y elusión de los tributos en nuestro país.

Las contribuciones parafiscales no son impuestos, pero se asemejan a ellos en que:
Son de origen legal.
Son obligatorias.

Y se diferencian de ellos en que:
Obligan solamente a un sector de la población.
Por delegación del Estado, son administradas por el sector que las aporta.
Tienen destinación específica en beneficio del sector que las aporta.
 
La expresión de la parafiscalidad en la ganadería es la Cuota de Fomento Ganadero y Lechero, esta fue creada por la Ley 89 de 1993 y únicamente la aporta el sector ganadero del país.

La administrada por la Federación Colombiana de Ganaderos, FEDEGÁN, a través del Fondo Nacional del Ganado creado por la misma Ley y sus recursos se destinan exclusivamente al cumplimiento de los objetivos establecidos en la ley, relacionados con el fomento de la ganadería.
 
 
La cuota de fomento ganadero y lechero

En el marco de la Ley que la creó, las principales características de la CFGL se definen a continuación a través de respuestas a preguntas sencillas sobre ella.
 
¿Quién la paga?
Las personas naturales o jurídicas que produzcan carne y/o leche en el territorio nacional.
 
¿Cuánto paga?
La ley 89 de 1993 estableció el equivalente al 0,5% sobre el precio del litro de leche vendida por el productor.
Posteriormente, la Ley 395 de 1997 (Ley de Aftosa) la incrementó al 0,75% hoy vigente.
 
¿Quién la recauda?
• Para el componente de carne (sacrificio de ganado), las plantas de sacrificio públicas y privadas.
• Para el componente de leche, las personas naturales o jurídicas que compren leche cruda al productor directamente o por interpuesta persona, o aquellas que siendo productores la procesen y/o comercialicen directamente en el país.
• Las cooperativas lecheras por compras a sus no cooperados.
 
¿Quién no la recauda?
Por determinación de la Ley, las cooperativas están exentas de recaudarla por las compras de leche a sus cooperados. Sin embargo, el Consejo Directivo de las mismas puede decidir participar en la Cuota de Fomento.
 
¿Quién administra el recaudo?
La Federación Colombiana de Ganaderos a través del Fondo Nacional del Ganado.

 
Los ingresos de la parafiscalidad ganadera representan, por su volumen, un factor importante de apalancamiento al desarrollo de la ganadería nacional, frente a la ausencia o la inestabilidad de recursos al vaivén de las necesidades del Estado, que era la situación prevalente antes de la expedición de la Ley 89 de 1993. Esa fue, precisamente, la razón de ser de la lucha gremial ganadera por el Fondo Nacional del Ganado. El propósito, que se alcanzó gracias a la representatividad de FEDEGÁN como gremio cúpula de la ganadería colombiana, era garantizar un flujo regular de recursos de destinación específica para el desarrollo ganadero, sin tener que depender de las veleidades del Presupuesto Nacional, lo cual había impedido el desarrollo de programas también regulares y, por ende, el logro de resultados.