Está en:

InicioNoticiasUna escuela de la que salen pocos toreros
"Ley 1712 de Transparencia y del Derecho de Acceso a la Información Pública Nacional".

Una escuela de la que salen pocos toreros

Pocos son los que un día terminarán siendo toreros.
 
Wynona, de 11 años, es la única chica entre los 15 alumnos de entre 10 y 19 años que acuden regularmente al Centro Francés de Tauromaquia (CFT), donde se forma desde hace dos años. (Lea: La naturaleza de los toros de lidia)
 
"Quiero ser torera", afirma la niña, oriunda de Montpellier (sur).
 
La niña, que además practica danza, efectúa con gracia los gestos de un torero, con un capote rosa. Uno de sus compañeros maneja una carretilla que hace las veces de toro.
 
"La tauromaquia me gusta y me ayudó mucho a concentrarme en la escuela", asegura la aprendiz.
 
Junto a la niña, otros alumnos se entrenan a clavar la espada en un balde que representa el bulbo raquídeo, que al romperse provoca la muerte del toro. (Lea: ʿEnamórate de la Tauromaquiaʾ)
 
"Aquí les enseñamos los gestos, pero después tienen que ponerse delante del animal", explica el torero de Nimes, Juan Villanueva, de 56 años, profesor en el CFT.
 
 
Compartir