Está en:

InicioNoticiasLos beneficios de la Siembra Directa
"Ley 1712 de Transparencia y del Derecho de Acceso a la Información Pública Nacional".

Los beneficios de la Siembra Directa

Desde hace varios años se comenzó a investigar la posibilidad de hacer agricultura sin alterar la estructura del suelo, es decir reduciendo las labranzas, para evitar, básicamente, la degradación de la estructura del suelo. Inicialmente fue el reemplazo del arado por herramientas verticales, como el cincel, lo que fue evolucionando a ‘labranza mínima’.
 
Según Gabriel Tellería, Ingeniero Agrónomo, el gran cambio llegó de la mano de un herbicida, el glifosato, y la soja transgénica, capaz de resistir la fumigación del mismo.
 
Tímidamente al principio, y a toda velocidad una vez que se comprobaron sus ventajas, la siembra directa (SD) comenzó a expandirse, ocupando la mayor parte de la superficie sembrada en Argentina, lo que permitió prácticamente duplicar la producción de cereales y oleaginosas, deteniendo además la degradación de los suelos.
 
Para Tellería, las grandes ventajas de la siembra directa tienen que ver con un mejor aprovechamiento del agua, incremento de la materia orgánica, mantenimiento y recuperación de la estructura de los suelos, simplicidad de manejo, posibilidad de aumentar la escala de trabajo, etc. (Lea: Carta Fedegán 103. 14 opciones para tener agua en fincas ganaderas)
 
Una fuerte investigación y extensión en todos los temas relacionados, sustenta una importante industria de maquinaria especializada en SD, que hoy se vende en varios países.
 
 
Compartir