Está en:

InicioNoticiasEl nacedero como fuente de forraje
"Ley 1712 de Transparencia y del Derecho de Acceso a la Información Pública Nacional".

El nacedero como fuente de forraje

Este vistoso arbusto o árbol también, denominado  nacedero, quiebrabarrigo, cajeto, yátago, aro, cuchiyuyo, madre de agua o fune, mide hasta de 15 metros de altura. Su tallo principal tiene numerosos rebrotes.
 
Sus flores son campanuladas, con longitud de hasta de cuatro centímetros, con cinco lóbulos cortos y con el interior rojizo y brillante. Las hojas son simples y opuestas, hasta de 24 centímetros de largo y 13 centímetros de ancho.
 
El valor nutricional del nacedero
 
Las hojas del nacedero tienen un buen balance de aminoácidos en el cual se destacan los altos contenidos de ácido glutámico, ácido aspártico, leucina y alanina.
 
En una caracterización completa del valor nutricional de esta planta, se encontró los siguientes componentes por kilogramo de forraje: 178 gramos de proteína cruda, 35,4 gramos de proteína hidrosoluble (que corresponden a 19,8% de la proteína cruda), 43,2 gramos carbohidratos hidrosolubles, 248 gramos de almidones, 170 gramos de azúcares totales y 91,6 gramos de azúcares reductores (Rosales, M. 1997. Trichanthera gigantea (Humboldt & Bonpland. Nees: A review. Livestock Research for Rural Development 9 (4).
 
 
Compartir