Está en:

InicioNoticiasNi los terrenos adquiridos al Banco Agrario generan confianza
"Ley 1712 de Transparencia y del Derecho de Acceso a la Información Pública Nacional".

Ni los terrenos adquiridos al Banco Agrario generan confianza

Todo empezó cuando Londoño adquirió una propiedad en un remate público del Banco Agrario en la sucursal de Aracataca, Magdalena. En ese predio, de 42 hectáreas, el empresario estableció 15 de ellas para la siembra de árboles de teca, una especie maderable proveniente de Europa. (Lea: Ganaderos deben unirse para enfrentar Ley de restitución de tierras)
 
El productor trabajó durante 17 años en un proyecto forestal del Grupo Santo Domingo, y una vez se jubiló, uso los recursos para sembrar la madera así como lo aprendió durante su vida laboral.
 
Sin embargo, las dificultades empezaron 5 años después de haber hecho la compra. La anterior propietaria del terreno impugnó el remate y la determinación fue llevada hasta el Tribunal Contencioso Administrativo del Magdalena. El fallo en ese momento reveló que el proceso había sido correcto, cumplió con los requisitos y no revistió ningún problema dándole la razón a la entidad bancaria y sus abogados.
 

Pese a esa determinación, a quienes les remataron el terreno decidieron apelar la medida y trasladaron el proceso a la Corte Constitucional en la ciudad de Bogotá. (Lea: Segundos ocupantes, la otra cara de la restitución)

 
“La Corte dijo en el fallo que el remate había sido viciado, pues a los primeros propietarios no les informaron correctamente sobre el embargo del predio y posterior liquidación, por esa razón procedió a devolverles el terreno. A eso se les sumó que los primeros dueños impusieron una medida cautelar para bloquear el predio”, reveló el productor.
 
 
Compartir